Ada Lovelace: La encantadora de números

La matemática inglesa Augusta Ada Lovelace, bautizada por Charles Babbage como "La encantadora de números", es considerada la primera programadora de la historia pues sus algoritmos permitieron que la máquina analítica se convirtiera en la primera computadora conocida.

Actualizado 24 mar. 22 | 👁️ 3 min

En una época en la que damos por descontadas las tecnologías informáticas que nos hacen sin dudas la vida mas fácil, es difícil creer que todo ha sido posible gracias a una mujer nacida en 1815, en una sociedad hostil al desarrollo ideológico y cultura del sexo femenino. "Mi cerebro es algo más que simplemente mortal, y el tiempo lo demostrará" , solía decir la matemática inglesa Augusta Ada Lovelace, y no pudo tener más razón pues su cerebro vive hoy en cada computadora. "La encantadora de números" , como se le conoce, es considerada la primera programadora de la historia pues sus algoritmos permitieron que la máquina analítica se convirtiera en la primera computadora conocida.

Por si no bastara el título de programadora y matemática, Ada fue también ingeniera, informática teórica, traductora y hasta poeta; cualidades que le permitieron ver más allá de hacer en el ámbito de los ordenadores: supo deducir e ilustrar la capacidad de los mismos de mucho más complejas que los cálculos matemáticos simples.

Un encuentro que cambió la historia


El 5 de junio de 1833, en una fiesta de la alta sociedad londinense, Ada conoció el hombre que le cambiaría la vida: Charles Babbage, profesor de Matemática de la Universidad de Cambridge. En aquel momento, Babbage estaba teorizando un nuevo dispositivo llamado Difference engine (máquina diferencial). Después de ver el funcionamiento de una parte de este dispositivo, Lovelace quedó muy impresionada. Esa fecha marcó el inicio de una colaboración que llevó a Lovelace y Babbage a convertirse en la madre y el padre de las computadoras modernas.

Después de varios años de trabajo juntos, crearon l'Analytical engine (máquina analítica) capaz, no solo de realizar adiciones y sustracciones, sino también multiplicaciones, divisiones, comparaciones y raíces cuadradas.

El primer software conocido


En 1842, Lovelace e Babbage presentaron por primera vez el proyecto de la máquina analítica en una conferencia que se desarrolló en Turín, Italia. Gracias al matemático italiano Luigi Federico Menabrea, la descripción de su trabajo fue publicado en una revista científica suiza. Pero Ada sabía la importancia que tenía escribir las publicaciones en inglés, así que después de haber convencido su colega, tradujo y agregó apuntes al artículo que ya existía.

En ese momento, Ada dedujo algo que ni siquiera su compañero, 25 años mayor que ella, había pensado: la máquina analítica podía hacer mucho más que manipular los números. Gracias a los apuntes de Ada, esta máquina se transformó en una computadora: un dispositivo capaz de manipular símbolos siguiendo reglas, un dispositivo que podía ser programado.

El texto de Ada superaba las 20 mil palabras y a pesar de eso, fue publicado en 1843 en la revista británica Taylor's Scientific Memoirs firmado simplemente con sus iniciales: AAL. En el cuerpo del artículo, Ada describía una serie finita de instrucciones (algoritmo) que permitiría a la máquina analítica calcular un elemento de los números de Bernoulli sin tener que calcular los anteriores. A partir de una función creada por Babbage, Lovelace fue capaz de desarrollar el primer programa para un ordenador, es decir, el primer software de la historia.

Una vida breve


Ada Lovelace murió en 1852, a tan solo 37 años, por un cáncer de útero. A pesar de su corta vida, Ada, junto a su compañero y amigo Charles Babbage, imaginaron el comportamiento formal de una computadora mucho antes de que existiera la tecnología para poder construirla efectivamente. No fue hasta la aparición de la maquina creada por Alan Turing, en los años treinta del siglo XX, que las ideas de Ada, formuladas casi cien años antes, tomaron forma.

* Por Heidi Garcia, estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad de Florencia, director de la sección “Systems: Informatica e Tecnologia su CuE” del network italiano dedicado a la ingeniería “Close-up Engineering” y miembro del directivo de EUROAVIA, la Asociación Europea de Estudiantes de Ingeniería Aeroespacial.

Tags:
  • Programación
  • Informática